Proporcionando Vida en Marte

Riego en Marte6

Para que crezca una planta se necesitan cuatro cosas: Aire, Tierra, Sol y Agua. Vamos, lo que la NASA busca para determinar si un planeta puede albergar vida o no. Por supuesto siempre rizamos el rizo y podemos fertilizar con CO2, cultivar con una parafernalia de andamios en lugar de suelo, iluminar con LEDs… pero agua siempre tiene que haber.

Nosotros en este punto nos encontrábamos con un invernadero que podríamos haber alquilado para rodar simulacros de aterrizaje en Marte…no, ni eso, que todavía están viendo si Marte tiene oceános subterraneos y nuestro invernadero estaba más seco que la pata de Perico.

Y es que para el riego dependíamos de demasiada gente: dependíamos de los montadores del invernadero, Samslay, para la recogida de aguas pluviales, dependíamos de Citerneo para la cisterna de recogida, dependíamos de Sondeos Principado para el sondeo de apoyo (no vaya a ser que en Asturias deje de llover), pedendíamos de DSP Solar para el bombeo solar directo y dependíamos de…vamos a llamarlo el Mr. Pelota y su empresa Mañana Sin Falta S.L para el entramado de tuberías y arquetas.

La mayoría de los profesionales muy bien, con sus problemillas: que si te hacen comprar piezas que no hacen falta, que si te ponen una salida de agua que debe estar de moda en Francia pero aquí solo la usan los bomberos, que si la bomba no va, “pues a ver si se te ha secado el sondeo”…los vuelcos de estómago habituales cuando algo tan importante como el riego depende de tanta gente.

Pero siempre hay uno que se sale del tiesto, uno que no merece ser recomendado: el comercial-técnico de Mañana Sin falta S.L., el Señor Pelota, así bautizado por su habilidad de, simultáneamente: hacerte la pelota, tocarte las pelotas y tocarse las idem al unísono. ¡La cantidad de veces que nos dejó plantados sin llamar y sin dar explicaciones! Y cuando las daba era casi peor, eran del tipo: “es que me iba a pasar porque mi madre vive cerca pero al final no ha hecho croquetas y entonces ya iré el miércoles que hay empanada”. De verdad que no sé como aguantamos tanto, tuvimos una especie de razonamiento del tipo “es que ya no nos puede fastidiar más”. En fin, más vale tarde que nunca y cuando soltó la siguiente lindeza (y esta va literal porque se me grabó a fuego): “y la tubería no os digo cuando la traigo para que no me andeis persiguiendo” entonces es cuando decidimos que ni un duro más iba para Mañana sin Falta S.L.

Por suerte contactamos con Raúl de Viveros El Robledal, fué una gran decisión: primero por el nada desdeñable detalle de que venía con material cuando decía que iba a venir, pero también porque junto con el servicio de mano de obra venían sesiones de psicología, educación emocional, apoyo moral y coaching. Vamos, que si estáis de los nervios, os cuestionais el sistema educativo, flaquean las fuerzas, necesitais orientación en el mundo del emprendedor y al mismo tiempo tenéis que poner un riego en un tiempo razonable, entonces Raúl es vuestro hombre.

El caso es que gracias al trabajo de mucha gente, tanto de empresas, como no: gracias a Begoña y Jose que nos ayudaron a cargar la cisterna y gracias a Jo por que llenó los grifos de cantidades ingentes de Teflón , conseguimos tener un sistema de riego. También, por qué no, agradeceremos al Señor Pelota, porque de los divorcios empresariales también se aprende.

Ahora, ¡a cultivar!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s