Se lo explico a mi hijo o no.

img-20140313-wa0000

Parece ser que esta situación es la suma de todo. Parece ser que a los 5 años los niños empiezan a preocuparse por la muerte, parece ser que tener un hermano pequeño con crisis convulsivas le ha dejado el susto en el cuerpo y parece ser que retiene más información sobre los peligros que le rodean de la que puede manejar.

El resultado: “mama, despierta! Tenía la boca abierta y creo que me ha rozado la manta!” “yyyy…???!!!!” “la manta tocó el suelo que piso con los zapatos y el otro día creo que pisé un ratón muerto que puede que muriera por botulismo” esto no hay quien lidie con ello a las 5 de la mañana. Me dijo entre el sollozo y la desesperación que porqué no comprabamos ese medicamento que salía en la tele para vivir para siempre. “porque no existe mi amor, y si existiera nadie podría tener hijos, no cabríamos todos en el mundo”.

Aquí es donde pienso que los niños que van a religión pueden tener una ventaja ¿De que tienes tanto miedo? Si vas al cielo, desparece el tiempo y el espacio, estás con toda la vasca y recuperas tu cuerpo cuando te lo resucitan el día del juicio final (que como no hay tiempo y espacio te da igual cuando sea) y aquí paz y después gloria, gloria eterna, sin fin…..estoooo, no, igual no tienen ninguna ventaja.

Todavía recuerdo la de veces que no bastaba con tragar saliva, recuerdo cuando iba al baño corriendo a beber agua fría a tragar y tragar intentando deshacerme de esa sensación como si fuera una gigantesca bola de pan.

La verdad es que creo que hubiera lidiado con ello mejor si no me hubieran intentado meter ideas con calzador y es que, con las impuestas no podía vivir y no sabía como quitármelas…era pecado.

Supongo que hay gente a la que le puedes decir en qué creer y ese trabajo que se ahorran, pero yo, para integrarlo en mi vida, necesitaba partir de un lienzo en blanco, explicarlo con mis palabras y con mis sensaciones. Si no, pasaría toda la vida moviendo la boca sin pronunciar palabra a la hora de recitar el credo, debatiéndome entre  si era más pecado no pronunciarlo, o pronunciarlo sin sentirlo.

Imaginate: Sí, soy cristiana pero no voy a misa porque no me trago ni la mitad. Sí, soy critiana pero porqué tanto hincapié en que sea un dogma de fe que María fuera virgen… ¿de verdad es tan importante?. La resurrección de la carne, no sé ¿Quién se va a llevar qué trozo? Si las células de mi cuerpo cambian completamente cada 10 años, si debo tener átomos de Juana de arco que debieron pasar por no se sabe cuantos organismos y lo mismo mañana los he echado por el váter, y si donas un riñón…¿ése te lo devuelven para la vida eterna? pues a ver quien lo encuentra, no, eso no puede ser, será metafórico, éste cura lo ha entendido mal. ¿Y la igualdad? ¿Todos somos iguales pero no puedo hacer la comunión vestida de marinerito? ¿Si eres monja no puedes llegar a obispo, o Papa pero todos somos iguales?.       Los bebés no tienen alma hasta que nacen ¿el día antes son un puñado de órganos pero abortar es el claro asesinato de un ser humano?. Perdón no me había enterado, es que es un ser humano potencial, ¡Ah! mis óvulos también son semiseres humanos potenciales, ¿tengo que tener tantos hijos como mi ovulación me permita? Tampoco es eso pero mejor sí y sin sexo ¿Y las monjas porque no tienen hijos? ¿la manera más sagrada de entregar la vida es ser casto y no engendrar más vida?. Mira niña o crees en todo esto o lo de la vida eterna nada guapa…vida eterna…¿y si la idea de vida eterna te da sudores fríos?

VALE VALE VAAAAAAALE, partimos de cero ¿QUE SIENTO?

Siento que cuando abrazo a mis hijos se me completa el alma, como si les hubiera dado un trozo y de vez en cuando tuviéramos que encontrarnos. Se me rompe cuando, en ocasiones, solo me salen gritos, como si provocara una especie de cortocircuito emocional.

Siento que los bebés tienen razón cuando nacen sin conciencia de su individualidad y un bebé que no llega a nacer no se pierde en la burocracia de las almas, vuelve a su madre y es ella la que tiene que recolocarse el corazón para seguir adelante, Intentando encajar una pieza que ella ya había ubicado en otra parte.

Veo que hay gente que es capaz de absorber almas y matar a gente en vida mientras que otras son capaces de compartir su alma sin límites. Veo gente blindada que  crece con cuentagotas y gente abierta que cambia como la corriente de un río. Siento que las almas están conectadas cada vez que alguien coje el teléfono y dice “que curioso justo estaba pensando en ti”.

Veo que el alma no depende de la especie. He visto la diferencia entre gallinas autómatas de jaula, gallinas que crecieron con una madre y el pollito que dejé dormir las siestas acurrucadito bajo mi brazo. Si el alma es eso que te caracteriza como individuo, tu conciencia de ti mismo, desde luego esos animales siendo todos gallinas tenían almas con orígenes muy distintos.

Veo en vida gente que pierde el alma al ritmo que degeneran sus neuronas, que no pueden retenerla ¿Dónde se va?. Mira bien, que se ve perfectamente. Se va a la gente que le sujeta la mano, a la gente que le hace un hueco, a las personas que no le ponen límite al tamaño de su alma…ahí se va y ahí se queda haciendo personas más completas.

Parece lógico que cuanto más grande es el alma a más gente llega esa persona y más gente le hace sitio  y lo de “bicho malo nunca muere” es sólo porque el alma no está segura de tener dónde ir, no sabe si le harán hueco y se aferra como a un clavo ardiendo a lo único que conoce.

Pero no lo digo para el momento de morir si no en general, el cuerpo y el alma están en cambio continuo, en nacimiento y muerte constante. Todos los días. El día que mueres es simplemente un día más, con posiblemente un alma muy distinta a aquella que tenía un miedo atroz a morir, ha vivido, ha aprendido, ha intercambiado, despacio o rápido y ese día el alma vuelve a intercambiarse con ayuda de todos porque ahí están tus seres queridos dispuestos a llevarte con ellos.

Siento que cuando murió mi abuela la hice un sitio, que mi amor por las figuritas horteras de cerámica va más allá de mis recuerdos, que son los suyos. Siento que puedes ver las sorisas que echas de menos en el espejo del baño y que de alguna manera sabes exátamente qué te contestarían si necesitaras su consejo. Porque el alma está en ti, en todo, en el aire, no te pertenece en exclusiva, se mueve siempre, no es estática, absolutamente nada en este mundo lo es, ni por un segundo.

Eso es lo que veo y eso es lo que siento. Ahora bien ¿Se lo explico a mi hijo o dejo que ponga palabras a lo que él siente?. Todos estamos equivocados en lo que vivimos día a día, los sentidos son limitados, el razonamiento también. Los árboles que veo desde mi habitación no son borrosos porque yo tenga miopía y lo mismo ni siquiera son verdes. Quiero decir que no puedo entender lo que escapa a mi realidad pero por mi carácter no puedo vivir sin conciliar lo que siento y lo que creo. El problema es que mi hijo no siente lo mismo que yo, muy posiblemente mi manera de ver las cosas le cause la misma incompresión que me causó a mi durante años una educación religiosa. Posiblemente el error de las monjas y curas  fué no saber como explicarse,  no entendieron mis preguntas , mi manera de razonar y lo cierto es que me da miedo cometer el mismo error.

Total, ni idea de que hacer…me dan ganas de decirle “no te preocupes hijo, los mayores son muy listos y ya inventarán algo” eso es lo que creo que una cabecita de 5 años puede manejar…quizá nunca debí decirle que no hay ningún medicamento para vivir para siempre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Se lo explico a mi hijo o no.

  1. Nadiuska dijo:

    Mucho que reflexionar. ..me ha encantado

    Me gusta

  2. Daniel García dijo:

    Muy chulo!! Me ha tocado…

    Me gusta

  3. Esther Sanchez dijo:

    Totalmente de acuerdo en lo basico. Al igual que un lactante no puede didigegerir un Rosbeef porqu aparato dedigetivo no está preparado.La muerte hay q explicarla de acorde con la edad y sólo lo que un niño de 5 años tiene capacidad de entender . No haymeter (ningún concepto religiso. O sí)en su cabeza nada que no entenda

    Me gusta

  4. Natalia dijo:

    Jud, gracias por compartir estos pensamientos en alto con nosotros. Me ha encantado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s