DO NOT DISTURB

¿Os ha pasado alguna vez que de repente os veis como una reproducción de vuestros suegros o vuestros padres? O peor, ¡las dos cosas a la vez!

Si la gente crece copiando el roll que hay en casa, normal que mi marido se comporte como mi suegro y yo sea como mi madre. También dicen que buscas en tu pareja cosas que reconoces como características del sexo opuesto, así que normal que yo tenga cosas de mi suegra y mi marido cosas de mi padre. NOOOOOOOOOOOOOOOOOO, ¡DIOS SANTO BENDITO! ¡ QUE HEMOS HECHO !

Siempre me pareció que la naturaleza era sabia, porque narices permite estas cosas, porque perpetúa semejantes locuras. ¿y nuestros hijos?

Antes de reproducirnos deberíamos encerrar a nuestros padres en una habitación y ver si no se destruyen entre ellos…eso es lo que me preocupa a mi, que en nuestro caso visualizo un cataclismo

Cosas buenas tienen, sí, la mayoría de ellos son, mayoritariamente, buena gente, pero me preocupa todas esas cosas que hemos normalizado y no son buenas. Porque cuando normalizas cosas objetivamente malas, lo integras y cuando lo integras lo pasas una generación más allá.

De mi madre normalicé el desorden y lo llevé hasta el punto que las parejas de calcetines se hacen bajo el criterio ¿tiene forma de calcetín? …entonces son pareja. Eso en el mejor de los casos, cuando entro en modo caos los calcetines pasan a ser cualquier cosa que me entre en el pié si tengo la suerte de encontrar mi propio pie entre tanta mierda.

Ahora me desespero cuando mi hijo llega a casa y arrasa en 2 segundos : tira el abrigo y a la que gira se caen las tarjetas de navidad, y de paso pisa un pico de pan que se le ha caído de la mochila que ha lanzado al sofá tirando los cojines ¡ESTATE QUIETO COÑO! HE TARDADO DOS SEMANAS EN DECIDIRME A COLOCAR LOS COJINES!

Mi marido normalizó esa libertad que tiene mi suegro de ladrar como se tienen que hacer las cosas, como si ladrando la gente se fuera a enterar mejor o hacerle más caso. Y lo que es peor, como si solo hubiera una manera de hacer las cosas.

Os vais haciendo una idea, pero aquí viene la parte peliaguda, la parte que nos cuesta aceptar porque literalmente nos la hemos buscado en un acto de masoquismo ¿Que mierdas normalizamos y hemos llegado a buscar en nuestras parejas?

De mi padre siempre justifiqué sus explosiones de mal rollo (que las veías cociéndose como una olla a presión) acompañado al poco tiempo de “todo es guay porque tengo un chute de adrenalina, oxitocina y serotonina en vena directamente de mi cerebro”

Lo normalicé y lo justifiqué porque en su familia se funcionaba así: a altibajos. Siempre había alguna historia en circulación para poder sentir paz (previo a montarla gorda), complicidad (previo a meterte con un tercero), reconciliación (previo a pelea). Consciente o inconscientemente utilizando los mecanismos de equilibrio del cerebro que nos proporciona endorfinas tras los cataclismos para vivir “felices” (a ratos cortos) y “sin preocupaciones” (a ratos todavía más cortos)”. En definitiva para sentir, porque sintiendo se siente uno vivo, porque con la familia todo vale, puedes desquitarte de lo que sea, chantajear e incluso mentir, que la familia se perdona porque es lo que hacen las familias.

Yo lo normalicé, lo integré y me casé con ello porque debí verlo muy familiar todo.

Pero hay un problema, resulta que hemos decidido cambiar de vida, es una vida que no se parece en nada a ninguno de los dos modelos y esa fuente de droga interna no nos sirve. Es más, entorpece.

Puede apañar a alguien con problemas recurrentes de los que realmente no pretende escapar: Te ofuscas, explotas, te relajas y empieza el ciclo de nuevo. Y si haces partícipe a tu familia: se alían , se enfadan, se arreglan y todos “felices” de que la tormenta haya pasado, más unidos que nunca. Realmente funciona si tu vida es como uno de esos Gifs animados que se ven mucho por Internet , una vida “dinámicamente estática” entonces entrar en bucles está permitido porque lo peor que puede pasar es que acabes de los nervios. Pero aquí hay proyectos que no avanzan bien con esa fuente de serotonina como motor y hay decisiones que se van a la mierda si no se toman.

Es un poco como cuando te levantas pensando que tienes que hacer la pila de cosas y enciendes la televisión…mal asunto y si encima das con el salvame deluxe, ahí te quedas pensando que la humanidad se ha ido al traste, pero no cambias de canal.

El tema es que el cambio es complicado, no solo porque dependa de terceros, si no porque no basta con decidir “ ya no reviento más y ya no quiero saber nada de los reventones de nadie ”.Cuando tienes hijos y piensas en ellos eres capaz de semejante hazaña pero explotas por una razón, tu cerebro ha aprendido ese camino para encontrar paz y no puedes cortarlo sin abrir un camino nuevo o terminarás reventado o consumido dependiendo de cómo de vivo esté el fuego. Y no te pueden decir “pues huele las flores del campo” porque  encerrado en una olla uno no huele nada , hay que abrir la tapa

En esta casa necesitamos tener presente lo siguiente:

Hay muchos tipos de problemas familiares, si solo medran aquellos en los que hay bandos, versiones, reproches y chantaje emocional hay que hacérselo mirar. No es un interés sano, pero si es el único interés que prospera, va a continuar. Por lo tanto hay que interesarse por el dolor de muelas, los embarazos, los cumpleaños, el acuario nuevo, el gripazo del sobrino…interesarse y que la otra persona se entere que te interesa.

Por otro lado puedes llevar el caballo al rio pero no puedes obligarlo a beber. Lo suyo es que el rio no estuviera contaminado pero si huele mal no se bebe y punto . No es lo mismo contestar “en serio? Pues a mi me dijo…” y hacer crecer la bola hasta el infinito, que interesarse sin engordarla :“pues vaya lio, a ver si se aclara pronto ¿que tal va tu cistitis? ¿que te dijo el médico?”.

Hay que tener presente que ser razonable no es tener razón siempre y desde luego tener razón no consiste en comerle la oreja al mayor número de personas para que te digan “tienes razón”. La razón no es cuantitativa así que no hay necesidad de hacer campaña electoral de tu posición ni participar de campañas ajenas.

Tenemos que respetar a la gente, sus sentimientos, su tiempo y su confianza. El “Todo vale” porque somos familia y nos perdonamos es una basura de concepto y no hay que tragar con ello.

Complicado no, lo siguiente, pero desde ya hay que desnormalizar lo que no funciona y buscar serotonina en otras partes….empecemos por dormir más, comer rico, hacer ejercicio, tener la casa ordenada (juas juas) y mucho sexo.

Con dos niños pequeños lo mismo es más fácil apuntarnos a puenting pero hay que intentarlo.

do-not-disturb

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DO NOT DISTURB

  1. Nadia dijo:

    jejeje.

    Creo que no sea solo cuestion de padres, madres, suegros, suegras…somos asi. Disfrutemos de la vida!!Me encanta!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s