DO NOT DISTURB

¿Os ha pasado alguna vez que de repente os veis como una reproducción de vuestros suegros o vuestros padres? O peor, ¡las dos cosas a la vez!

Si la gente crece copiando el roll que hay en casa, normal que mi marido se comporte como mi suegro y yo sea como mi madre. También dicen que buscas en tu pareja cosas que reconoces como características del sexo opuesto, así que normal que yo tenga cosas de mi suegra y mi marido cosas de mi padre. NOOOOOOOOOOOOOOOOOO, ¡DIOS SANTO BENDITO! ¡ QUE HEMOS HECHO !

Siempre me pareció que la naturaleza era sabia, porque narices permite estas cosas, porque perpetúa semejantes locuras. ¿y nuestros hijos?

Antes de reproducirnos deberíamos encerrar a nuestros padres en una habitación y ver si no se destruyen entre ellos…eso es lo que me preocupa a mi, que en nuestro caso visualizo un cataclismo

Cosas buenas tienen, sí, la mayoría de ellos son, mayoritariamente, buena gente, pero me preocupa todas esas cosas que hemos normalizado y no son buenas. Porque cuando normalizas cosas objetivamente malas, lo integras y cuando lo integras lo pasas una generación más allá.

De mi madre normalicé el desorden y lo llevé hasta el punto que las parejas de calcetines se hacen bajo el criterio ¿tiene forma de calcetín? …entonces son pareja. Eso en el mejor de los casos, cuando entro en modo caos los calcetines pasan a ser cualquier cosa que me entre en el pié si tengo la suerte de encontrar mi propio pie entre tanta mierda.

Ahora me desespero cuando mi hijo llega a casa y arrasa en 2 segundos : tira el abrigo y a la que gira se caen las tarjetas de navidad, y de paso pisa un pico de pan que se le ha caído de la mochila que ha lanzado al sofá tirando los cojines ¡ESTATE QUIETO COÑO! HE TARDADO DOS SEMANAS EN DECIDIRME A COLOCAR LOS COJINES!

Mi marido normalizó esa libertad que tiene mi suegro de ladrar como se tienen que hacer las cosas, como si ladrando la gente se fuera a enterar mejor o hacerle más caso. Y lo que es peor, como si solo hubiera una manera de hacer las cosas.

Os vais haciendo una idea, pero aquí viene la parte peliaguda, la parte que nos cuesta aceptar porque literalmente nos la hemos buscado en un acto de masoquismo ¿Que mierdas normalizamos y hemos llegado a buscar en nuestras parejas?

De mi padre siempre justifiqué sus explosiones de mal rollo (que las veías cociéndose como una olla a presión) acompañado al poco tiempo de “todo es guay porque tengo un chute de adrenalina, oxitocina y serotonina en vena directamente de mi cerebro”

Lo normalicé y lo justifiqué porque en su familia se funcionaba así: a altibajos. Siempre había alguna historia en circulación para poder sentir paz (previo a montarla gorda), complicidad (previo a meterte con un tercero), reconciliación (previo a pelea). Consciente o inconscientemente utilizando los mecanismos de equilibrio del cerebro que nos proporciona endorfinas tras los cataclismos para vivir “felices” (a ratos cortos) y “sin preocupaciones” (a ratos todavía más cortos)”. En definitiva para sentir, porque sintiendo se siente uno vivo, porque con la familia todo vale, puedes desquitarte de lo que sea, chantajear e incluso mentir, que la familia se perdona porque es lo que hacen las familias.

Yo lo normalicé, lo integré y me casé con ello porque debí verlo muy familiar todo.

Pero hay un problema, resulta que hemos decidido cambiar de vida, es una vida que no se parece en nada a ninguno de los dos modelos y esa fuente de droga interna no nos sirve. Es más, entorpece.

Puede apañar a alguien con problemas recurrentes de los que realmente no pretende escapar: Te ofuscas, explotas, te relajas y empieza el ciclo de nuevo. Y si haces partícipe a tu familia: se alían , se enfadan, se arreglan y todos “felices” de que la tormenta haya pasado, más unidos que nunca. Realmente funciona si tu vida es como uno de esos Gifs animados que se ven mucho por Internet , una vida “dinámicamente estática” entonces entrar en bucles está permitido porque lo peor que puede pasar es que acabes de los nervios. Pero aquí hay proyectos que no avanzan bien con esa fuente de serotonina como motor y hay decisiones que se van a la mierda si no se toman.

Es un poco como cuando te levantas pensando que tienes que hacer la pila de cosas y enciendes la televisión…mal asunto y si encima das con el salvame deluxe, ahí te quedas pensando que la humanidad se ha ido al traste, pero no cambias de canal.

El tema es que el cambio es complicado, no solo porque dependa de terceros, si no porque no basta con decidir “ ya no reviento más y ya no quiero saber nada de los reventones de nadie ”.Cuando tienes hijos y piensas en ellos eres capaz de semejante hazaña pero explotas por una razón, tu cerebro ha aprendido ese camino para encontrar paz y no puedes cortarlo sin abrir un camino nuevo o terminarás reventado o consumido dependiendo de cómo de vivo esté el fuego. Y no te pueden decir “pues huele las flores del campo” porque  encerrado en una olla uno no huele nada , hay que abrir la tapa

En esta casa necesitamos tener presente lo siguiente:

Hay muchos tipos de problemas familiares, si solo medran aquellos en los que hay bandos, versiones, reproches y chantaje emocional hay que hacérselo mirar. No es un interés sano, pero si es el único interés que prospera, va a continuar. Por lo tanto hay que interesarse por el dolor de muelas, los embarazos, los cumpleaños, el acuario nuevo, el gripazo del sobrino…interesarse y que la otra persona se entere que te interesa.

Por otro lado puedes llevar el caballo al rio pero no puedes obligarlo a beber. Lo suyo es que el rio no estuviera contaminado pero si huele mal no se bebe y punto . No es lo mismo contestar “en serio? Pues a mi me dijo…” y hacer crecer la bola hasta el infinito, que interesarse sin engordarla :“pues vaya lio, a ver si se aclara pronto ¿que tal va tu cistitis? ¿que te dijo el médico?”.

Hay que tener presente que ser razonable no es tener razón siempre y desde luego tener razón no consiste en comerle la oreja al mayor número de personas para que te digan “tienes razón”. La razón no es cuantitativa así que no hay necesidad de hacer campaña electoral de tu posición ni participar de campañas ajenas.

Tenemos que respetar a la gente, sus sentimientos, su tiempo y su confianza. El “Todo vale” porque somos familia y nos perdonamos es una basura de concepto y no hay que tragar con ello.

Complicado no, lo siguiente, pero desde ya hay que desnormalizar lo que no funciona y buscar serotonina en otras partes….empecemos por dormir más, comer rico, hacer ejercicio, tener la casa ordenada (juas juas) y mucho sexo.

Con dos niños pequeños lo mismo es más fácil apuntarnos a puenting pero hay que intentarlo.

do-not-disturb

Anuncios
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Se lo explico a mi hijo o no.

img-20140313-wa0000

Parece ser que esta situación es la suma de todo. Parece ser que a los 5 años los niños empiezan a preocuparse por la muerte, parece ser que tener un hermano pequeño con crisis convulsivas le ha dejado el susto en el cuerpo y parece ser que retiene más información sobre los peligros que le rodean de la que puede manejar.

El resultado: “mama, despierta! Tenía la boca abierta y creo que me ha rozado la manta!” “yyyy…???!!!!” “la manta tocó el suelo que piso con los zapatos y el otro día creo que pisé un ratón muerto que puede que muriera por botulismo” esto no hay quien lidie con ello a las 5 de la mañana. Me dijo entre el sollozo y la desesperación que porqué no comprabamos ese medicamento que salía en la tele para vivir para siempre. “porque no existe mi amor, y si existiera nadie podría tener hijos, no cabríamos todos en el mundo”.

Aquí es donde pienso que los niños que van a religión pueden tener una ventaja ¿De que tienes tanto miedo? Si vas al cielo, desparece el tiempo y el espacio, estás con toda la vasca y recuperas tu cuerpo cuando te lo resucitan el día del juicio final (que como no hay tiempo y espacio te da igual cuando sea) y aquí paz y después gloria, gloria eterna, sin fin…..estoooo, no, igual no tienen ninguna ventaja.

Todavía recuerdo la de veces que no bastaba con tragar saliva, recuerdo cuando iba al baño corriendo a beber agua fría a tragar y tragar intentando deshacerme de esa sensación como si fuera una gigantesca bola de pan.

La verdad es que creo que hubiera lidiado con ello mejor si no me hubieran intentado meter ideas con calzador y es que, con las impuestas no podía vivir y no sabía como quitármelas…era pecado.

Supongo que hay gente a la que le puedes decir en qué creer y ese trabajo que se ahorran, pero yo, para integrarlo en mi vida, necesitaba partir de un lienzo en blanco, explicarlo con mis palabras y con mis sensaciones. Si no, pasaría toda la vida moviendo la boca sin pronunciar palabra a la hora de recitar el credo, debatiéndome entre  si era más pecado no pronunciarlo, o pronunciarlo sin sentirlo.

Imaginate: Sí, soy cristiana pero no voy a misa porque no me trago ni la mitad. Sí, soy critiana pero porqué tanto hincapié en que sea un dogma de fe que María fuera virgen… ¿de verdad es tan importante?. La resurrección de la carne, no sé ¿Quién se va a llevar qué trozo? Si las células de mi cuerpo cambian completamente cada 10 años, si debo tener átomos de Juana de arco que debieron pasar por no se sabe cuantos organismos y lo mismo mañana los he echado por el váter, y si donas un riñón…¿ése te lo devuelven para la vida eterna? pues a ver quien lo encuentra, no, eso no puede ser, será metafórico, éste cura lo ha entendido mal. ¿Y la igualdad? ¿Todos somos iguales pero no puedo hacer la comunión vestida de marinerito? ¿Si eres monja no puedes llegar a obispo, o Papa pero todos somos iguales?.       Los bebés no tienen alma hasta que nacen ¿el día antes son un puñado de órganos pero abortar es el claro asesinato de un ser humano?. Perdón no me había enterado, es que es un ser humano potencial, ¡Ah! mis óvulos también son semiseres humanos potenciales, ¿tengo que tener tantos hijos como mi ovulación me permita? Tampoco es eso pero mejor sí y sin sexo ¿Y las monjas porque no tienen hijos? ¿la manera más sagrada de entregar la vida es ser casto y no engendrar más vida?. Mira niña o crees en todo esto o lo de la vida eterna nada guapa…vida eterna…¿y si la idea de vida eterna te da sudores fríos?

VALE VALE VAAAAAAALE, partimos de cero ¿QUE SIENTO?

Siento que cuando abrazo a mis hijos se me completa el alma, como si les hubiera dado un trozo y de vez en cuando tuviéramos que encontrarnos. Se me rompe cuando, en ocasiones, solo me salen gritos, como si provocara una especie de cortocircuito emocional.

Siento que los bebés tienen razón cuando nacen sin conciencia de su individualidad y un bebé que no llega a nacer no se pierde en la burocracia de las almas, vuelve a su madre y es ella la que tiene que recolocarse el corazón para seguir adelante, Intentando encajar una pieza que ella ya había ubicado en otra parte.

Veo que hay gente que es capaz de absorber almas y matar a gente en vida mientras que otras son capaces de compartir su alma sin límites. Veo gente blindada que  crece con cuentagotas y gente abierta que cambia como la corriente de un río. Siento que las almas están conectadas cada vez que alguien coje el teléfono y dice “que curioso justo estaba pensando en ti”.

Veo que el alma no depende de la especie. He visto la diferencia entre gallinas autómatas de jaula, gallinas que crecieron con una madre y el pollito que dejé dormir las siestas acurrucadito bajo mi brazo. Si el alma es eso que te caracteriza como individuo, tu conciencia de ti mismo, desde luego esos animales siendo todos gallinas tenían almas con orígenes muy distintos.

Veo en vida gente que pierde el alma al ritmo que degeneran sus neuronas, que no pueden retenerla ¿Dónde se va?. Mira bien, que se ve perfectamente. Se va a la gente que le sujeta la mano, a la gente que le hace un hueco, a las personas que no le ponen límite al tamaño de su alma…ahí se va y ahí se queda haciendo personas más completas.

Parece lógico que cuanto más grande es el alma a más gente llega esa persona y más gente le hace sitio  y lo de “bicho malo nunca muere” es sólo porque el alma no está segura de tener dónde ir, no sabe si le harán hueco y se aferra como a un clavo ardiendo a lo único que conoce.

Pero no lo digo para el momento de morir si no en general, el cuerpo y el alma están en cambio continuo, en nacimiento y muerte constante. Todos los días. El día que mueres es simplemente un día más, con posiblemente un alma muy distinta a aquella que tenía un miedo atroz a morir, ha vivido, ha aprendido, ha intercambiado, despacio o rápido y ese día el alma vuelve a intercambiarse con ayuda de todos porque ahí están tus seres queridos dispuestos a llevarte con ellos.

Siento que cuando murió mi abuela la hice un sitio, que mi amor por las figuritas horteras de cerámica va más allá de mis recuerdos, que son los suyos. Siento que puedes ver las sorisas que echas de menos en el espejo del baño y que de alguna manera sabes exátamente qué te contestarían si necesitaras su consejo. Porque el alma está en ti, en todo, en el aire, no te pertenece en exclusiva, se mueve siempre, no es estática, absolutamente nada en este mundo lo es, ni por un segundo.

Eso es lo que veo y eso es lo que siento. Ahora bien ¿Se lo explico a mi hijo o dejo que ponga palabras a lo que él siente?. Todos estamos equivocados en lo que vivimos día a día, los sentidos son limitados, el razonamiento también. Los árboles que veo desde mi habitación no son borrosos porque yo tenga miopía y lo mismo ni siquiera son verdes. Quiero decir que no puedo entender lo que escapa a mi realidad pero por mi carácter no puedo vivir sin conciliar lo que siento y lo que creo. El problema es que mi hijo no siente lo mismo que yo, muy posiblemente mi manera de ver las cosas le cause la misma incompresión que me causó a mi durante años una educación religiosa. Posiblemente el error de las monjas y curas  fué no saber como explicarse,  no entendieron mis preguntas , mi manera de razonar y lo cierto es que me da miedo cometer el mismo error.

Total, ni idea de que hacer…me dan ganas de decirle “no te preocupes hijo, los mayores son muy listos y ya inventarán algo” eso es lo que creo que una cabecita de 5 años puede manejar…quizá nunca debí decirle que no hay ningún medicamento para vivir para siempre.

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Va a ser la leche

Las grandes ideas comerciales surgen de observar lo que ocurre a tu alrededor. Alrededor mío SOLO ocurre lactancia, pero después de los 8 meses de Alex y los 5 años de Liam diré que “solo” no es la expresión más acertada (lo que pasa es que “alrededor mío TODO ocurre lactancia”, queda raro). Es más, es muy probable que la lactancia sea la responsable de que ahora recoja verduras con un niño colgando.

IMG-20160520-WA0004

Como hace la lactancia para cubrir cuatro necesidades básicas: Hambre, sed, malestar y nervios, es bastante alucinante y con la cabeza puesta en ganar dinero yo tengo claro que esto hay que plagiarlo. Como hicieron con el Velcro, años de evolución al servicio de todos.

Tiene hambre …o sed y produces la bebida energética del siglo, con la composición y cantidad que necesita en cada momento. Cambian los ingredientes con la edad del bebé ,con la manera de succionar, con lo que comes, con la hora del día, con el tiempo de la toma y él puede controlar lo que necesita simplemente con una lactancia a demanda. Y lo mejor es que tiene células madre capaces de reparar tejidos o formar parte de órganos, vamos, que en lo que concierne al crecimiento está claro que es mucho más que comida.

Tiene fiebre y el calor facilita la salida de leche para que no tenga que esforzarse, y si normalmente está llena de inmunoglobulinas tipo IgA (las de primera fila de ataque),si llega a enfermar se modifica la composición de las demás inmunoglobulinas para hacer frente al ataque, no solo con las In G como las que producen las vacunas si no con agentes bacteriostáticos y bactericidas que impiden la multiplicación y células que fagocitan al intruso al más puro estilo PAC MAN, el bebé no tiene que padecer la enfermedad para formar su propio sistema de defensa. Funciona no solo porque se vea expuesto al patógeno si no porque reconoce como propias esas defensas que le da la leche y será capaz de reproducir la misma reacción en un futuro. Claro, para que esto funcione bien la madre tiene que ser consciente de que forma parte de un sistema inmunológico compartido y que tiene que estar en el mismo entorno que el niño (rodeada de los mismos patógenos) y en comunicación con el.

Suma y sigue: Quiere tranquilizarse y la leche tiene caseina que además de ser la proteína principal resulta que metabolizada produce morfina. Un producto pensado para que el bebé sea un poco “adicto” a la leche y crezca rápido pero que además sirve para tranquilizar y para calmar el dolor, no solo porque ponerse malo puede ser molesto si no porque crecer a esa velocidad tiene que doler.

Tiene tantos beneficios que ya me aburre mencionar el aporte a la flora intestinal con lo importante que parece ser mantenerla sana.

Y si ya me pongo en plan investigaciones VIH, flipas. Y miran raro a las madres que dan de mamar más allá de los 6 meses, yo no entiendo nada.

Si yo tuviera que tomar decisiones serias sobre la población, pondría a lactar a todo el mundo, ríete tu de lo que llaman lactancia prolongada..todos lactando de 0 a 100.

Me vais a decir que no es buena idea, pero no puede fallar. Es un alimento adictivo, solo hay que darle un empujón al principio y luego se vende solo.

Sugiero lactancia para todos en la puerta de casa

leche sepia 2

Lactancia en la pirámide alimentaria y de incógnito en toda tu compra, tanto, que si quieres evitar la lactancia tengas que hacer un cursillo.

Poner a celebrities a promocionar la lactancia hiper prolongada para que no se nos haga raro eso de ser mamíferos que maman eternamente

celebs

Claro, para comercializarla es imposible que las inmunoglobulinas de leche embotellada sean específicas para las enfermedades que rodea a cada individuo y seguro que cualquier tratamiento térmico se las carga de todas formas. No pasa nada, podemos inocular enfermedades ya atenuadas, obvio, como no puedes ver a tiempo que enfermedad está contrayendo para atenuarla pillas unas cuantas (cuantas más mejor y cuanto antes) las atenúas o aniquilas y pa dentro.

vacuna

Para recuperar esos fagocitos y demás sustancias bacteriostáticas y bactericidas podríamos sustituirlos por pastillas en cajas molonas y por alguien que los prescriba porque el cuerpo de la madre siempre sabe que enfermedad está cursando el crio pero no es capaz de emitir recetas individualizadas para todo el mundo, no se, un sistema de diagnostico externo o información para la automedicación, ya vamos viendo. La pega: que no las reconoceremos como propias y nunca podremos generarlas nosotros mismos pero no pasa nada, aqui nadie está hablando de abandonar la lactancia, todo lo contrario, queremos que sea para siempre.

medicamento

Y para la flora: productos lácteos donde crezcan a lo bestia, o en polvos, a la gente le gustan los polvos.

Esto va a ser la leche en bote…en bote, el polvitos, en pastillas, lactancia para todos.

Ardua tarea queda por delante para velar por la salud, el alimento y las endorfinas de todos, pero merecerá la pena aunque sea solo para que a las madres no nos miren raro por amamantar a un niño que tiene dientes ¿Como podrían mirarnos raro si todos somos lactantes en masa?. Un mundo que venere la lactancia por ser la base de su alimentación y sistema sanitario. Algún día todos iremos a  dormir como bebés con nuestra leche tibia, nuestra  toma..como si lo estuviera viendo.

¿Quieres hablar sobre la edad de destete? te invito a un café…cortado.

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Menos mal que es niño?.

Nació mi segundo hijo, Alex “Bueno no tienes la parejita pero por lo menos no tienes que preocuparte de educar a una niña en este mundo de hombres”

Yo encantada con mis dos peques pero lo del mundo de hombres no lo tengo tan claro.

Leí el otro día que el cromosoma “Y” no vale para nada, parece que, científicamente, ha quedado demostrado que podríamos tener hijos sin los hombres.  Si ya sabía yo que las mujeres teníamos un papel predominante en la biología humana. Que te crezca un niño dentro y que fabriques su comida y su inmunología ya es bastante poco paritario.

Por si fuera poco el ADN mitocondrial se transmite solo de la madre y durante el embarazo (y presumiblemente la lactancia) se da el intercambio de células entre madre hijo/a generando microquimeras y tejidos reparadores con células con genética distinta a la propia. Vamos que embarazadas y lactando somos como una especie de pluripersona…casi nada.

Para compensar tal desigualdad biológica podríamos ser más tontas, pero no, resulta que tenemos más desarrollada la inteligencia emocional, podemos hacer varias cosas al mismo tiempo, tenemos mayor capacidad de comunicación y de organización, más desarrollada el área creativa, entre otras cualidades que la evolución consideró prácticas para nuestro género.

Que sí que somos objetivamente la caña. La caña como individuos, la caña como gestantes, la caña como inmunólogas, como dietístas, como jefas, como pintoras, como psicólogas, como periodistas. Entonces que pasa ¿La sociedad ha intentado dejar las cosas un poco más parejas volviéndose rematadamente machista?

Manos a la cabeza todas (yo incluida) cuando el día de la madre lo anuncian con sugerencias de regalo como aspiradoras, microondas y electrodomésticos de las llamadas “tareas del hogar”, pero cuando anuncian el día del padre con taladradoras pocos hombres se indignan. Las taladradoras son maquinas geniales , hacen agujeros en la pared mientras que la batidora, con el mismo mecanismo, sólo hace mayonesa . Mucho más “guay” hacer agujeros que mayonesa, yo lo tengo clarísimo.

A la mujer no le tocaron tareas malas, el machismo no es encasillarnos en el hogar. Lo raro de todo esto es que se tacharon de malas las tareas que, circumstancialmente, hacía la mujer. Tareas normales incluso creativas y desde luego necesarias ¿Porqué? ¿Será porque el hombre se siente en inferioridad de condiciones?

La naturaleza les dio un papel minoritario en la transmisión genética porque contaba con que un hombre podría fertilizar a varias mujeres, pero surgió la monogamia.

La fuerza física y el sentido de la orientación es normalmente útil en otros hábitats pero el señor Colt hizo a todos los hombres iguales y si nos movemos de casa es con GPS.

Los hombres enseñaban un oficio a sus hijos y ahora lo hace el sistema educativo.

Para rematarlos ahora resulta que el cromosoma Y no vale, es para no salir de la cama pero ¿Realmente la frustración del hombre quiso hacer de menos a la mujer?

No sé, yo creo que no.. creo que al hombre se le anuló y nosotras vamos por el mismo camino. Se tachó de machismo su anulación y se confunde con feminismo la nuestra.

La sociedad ha evolucionado hacia un modelo laboral que precisa de las cualidades inherentes a la mujer. Hoy en día no suelen pedir orientarse bien en el medio, no piden mejor visión periférica, ni tener chutes de adrenalina mayores ante una situación de peligro, ni fuerza..no digo que en ningún trabajo esto sea útil pero no es la descripción de puestos mas habitual. Pero para que las mujeres quieran ir a una mierda de mercado laboral, para quequieran tomar las riendas de esta sociedad, no basta con hacer puestos que parezcan a medida, tienes que hacer pensar a esa persona que está viviendo un infierno y un poco de psicología inversa en plan “te lo están prohibiendo” no viene mal para querelo aún más. Las revoluciones en una sociedad aborregada son dirigidas.

Los hombres ya pasaron por esto cuando les metieron en la cabeza que producir tu propia comida era de catetos sin estudios y era mucho más interesante trabajar para otros en fábricas y oficinas. Cuando les dijeron que pese a ser el único pringado de la casa que salía a dar su tiempo por un triste sueldo, era el rey y le esperarían con su castillo en perfecto orden cuando tuviera la suerte de llegar. Que su frustración por un trabajo alienante podía sacarla en casa con su mujer. Si antes las familias tenían cierta libretad para organizarse, ahora la fórmula iba a empezar a ser inflexible y apoyada por irrisorias campañas de publicidad.

portada

Para conocer al verdadero culpable aveces basta con mirar quien ha ganado. El estado, el mercado laboral, el capital, ha ganado trabajadores que cotizan. Hoy en día no solo ha ganado a las madres, si no que cotizan las guarderías, los restaurantes, servicios de compra a domicilio…pero sobre todo ha ganado algo muy muy importante, a nuestros hijos.

Pedimos con amargura que el gobierno nos ayude a conciliar la vida laboral con la maternidad porque no podemos ejercer dos luchas: en el trabajo tenemos que ser lo menos madre posible para que no nos hagan de menos , pero queremos ser muy madres. ¿Pedimos al estado que nos de soluciones ? ¿que pretendemos? Hemos hecho al estado, a las grandes fortunas, MADRE de nuestros hijos.

Hemos aceptado que no sabemos parir solas, que se nos acaba la leche y preguntamos al pediatra para ver si crece según la media. El estado los trae al mundo, los alimenta, los inmuniza, los educa ¿quien en su sano juicio renunciaría? no va a soltar semejante poder. Es más, se mueve constantemente para abarcarlo con más fuerza.

Ahora bajo el ministerio de educación se realiza la siguiente propaganda de los centros de excelencia para la educación desde el nacimiento, ese periodo donde la madre siempre ha tenido más protagonismo:

Propiciar la educación de los niños de 0 a 3 años es, por lo tanto, la vía más efectiva para lograr el máximo desarrollo de las posibilidades físicas y psíquicas de los niños y niñas, de no hacerse así, y aunque duela reconocerlo, se está hipotecando el futuro de los niños y niñas.” ( no se si os dais cuenta de que “sutilmente” nos van poniendo un yunque de responsabilidad si no hacemos lo que nos van a proponer)

Los juicios y actuaciones formuladas en el ámbito familiar, no deben formular dicotomías ni marcar una distancia excesiva con relación a los parámetros sociales vigentes, lo cual aportaría duplicidad y controversia en la creación de los criterios básicos. Es pues, en el ámbito de las instituciones educativas donde deben favorecerse las vías de la socialización y donde se sedimentan las bases de los procesos de aprendizaje” (resumen: los criterios básicos los establece el gobierno de turno y quien esté detrás)

No es posible alcanzar el máximo desarrollo de los niños y niñas omitiendo períodos y etapas anteriores, por lo que no es posible omitir la educación inicial en el proceso educativo, pues comenzar a los 3 años es demasiado tarde. De ahí la necesidad imperiosa, y la obligación, de proporcionar educación de 0 a 3 años”. ( imperiosa obligación…no digo más)

Los padres de familia en el hogar generalmente carecen de las posibilidades y conocimientos para poder ejercer de manera consciente y técnicamente dirigida una acción de esta naturaleza, por lo que se requiere del concurso de otros agentes educativos para poder realizar esta función” (Sí, los padres somos lelos y los agentes educativos lo han hecho taaaan bien de los 3 a 30 años, que tengo unas ganas locas de dejaros a mi bebé recién nacido)

Por otra parte, los organismos internacionales abogan por los centros, ya que ello permite a los padres una opción libre en lo que se refiere a la distribución de su tiempo entre su vida profesional y familiar” (¡acabáramos! Que esto es para que vallamos a trabajar tranquilos y nos dejemos de intentar conciliar nada…como les gusta la palabra “Libre” , nos liberan como se libera la mujer liberada)

Admitamoslo, estamos en un bucle estúpido en el que interesa que nos quedemos, dando voz a la polémica entre hombres y mujeres, para que luchemos unos y otros por trabajos de mierda mientras el estado cría y educa a nuestros hijos a placer para convertirlos en los trabajadores que les interesa tener…trabajadores interesados en competir por puestos, por salarios y que no se metan en el destino de su prole porque “ell@s” ya se encargan.

Seguro que hay hombres que se creen mejor que la mujer y mujeres que se creen mejor que los hombres…no me extraña nada, nos educan para comparar y competir. Tenemos que ser los mejores y bajo el mismo sistema de medida.

Si no se respetan las diferencias entre géneros , como se van a respetar las diferencias entre individuos. Nos venden el “todos somos iguales” como si fuera un derecho y a lo que tenemos derecho es a ser diferentes, a pensar distinto y funcionar como nos pide el cuerpo y la lógica, la de cada uno.

Vamos a tener que dejar de gastar energía en pedirle al estado que cambie nada. .Guarderías gratis ¡Eso seguro! paguemos con impuestos que cuiden a los hijos de todos porque al bebé le hace mucha falta institucionalizarse rápido para aguantar esta farsa.

La sociedad no es machista, es antipersona y ha renegado de todos los géneros y edades

Si vivimos en en una sociedad machista ¿porqué conozco más hombres frustrados?¿porqué hay más hombres con tendencia a la depresión? ¿porque hay más hombres que pierden los papeles?. No me parece una sociedad diseñada por y para el género masculino….y si lo es, se les ha dado fatal.

No se que derechos pisaron los hombres en su “liberación” hacia el mercado laboral pero las Mujeres “libres” hemos pisado a nuestros hijos y nuestro derecho a tenerlos , igual hay que dar unos pasos atrás y tomar otro camino porque a mi me da que esta liberación en la que dejamos a nuestros bebés en guarderías a los 3 y pico meses por un horario de mierda que paga una hipoteca no ha sido idea nuestra y tampoco de nuestros compañeros.

Si las madres de hijas están preocupadas por el mundo que les espera, las madres de hijos también lo estamos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pies en el suelo (o cerca)

pies

Recuerdo una vez que caminando por la calle vi a una chica vestida de novia cogida de las manos de un menda con una cámara atada a la cabeza (y no era tan discreta como una go-pro). Daban vueltas juntos y ella reía cuando el ser marciano de la cámara se lo decía. Me tuve que parar a seguir mirando, no tenía desperdicio. Al rato, se repitió la escena con el novio. No, no eran actores, era su video de boda.

Obviamente la intención era montar un video en el que pareciera que los dos enamorados giraban unidos en el casco histórico de Varsovia. Y yo me pregunto ¿que necesidad hay de grabar recuerdos que no han ocurrido?.Es más, ¿que necesidad hay, el día de tu boda, de girar con un desconocido que lleva una cámara en la cabeza?.

Parece que tenemos obsesión por grabar vivencias que no han pasado o por estropear las que sí vivimos. Vuelta a las bodas me acuerdo de mis cuñados que tenían un fotógrafo que era para darle dos tortas. En el momento de poner los anillos se tiró al suelo de espaldas entre los dos novios para sacar una foto del “momento más importante de la boda” pero visto desde abajo, porque el es muy guay. Perdona, idiota, te acabas de cargar el momento.

Ahora con las redes sociales veo esto todos los días. Todos, o casi todos nos hemos hecho fotos de los pies alguna vez. Es un momento “fotográfico” que entiendo…es raro, me estoy fotografiando los pies, pero es un momento en si mismo y tiene su gracia. Lo que no entiendo son las fotos de “estoy a solas escribiéndote una carta” y sale una persona vista desde arriba escribiendo una carta con su mano derecha perfectamente colocada sobre el folio, lo que necesariamente supone que se está dislocando el otro brazo para sacar la foto. El momento es realmente ese, el de un brazo dolorido y una postura imposible.

Luego están los “estados” que me maravillan, los del tipo “haciendo yoga a solas en mi habitación” y sale el sujeto (que encima conozco) en una postura de yoga al fondo de la habitación contorneado por la luz del sol. Para eso has tenido que poner el temporizador, ir corriendo al otro extremo de la habitación y ponerte a “hacer yoga”, repitiendo la acción unas tres o cuatro veces hasta que des con una foto en la que no se te vea la cara de agobio.

El toque de atención viene cuando ves el otro lado; en una terraza había un hombre con el movil, hizo una foto cuando llegó su comida y vuelta a la pantalla, absorto, sonriendo de vez en cuando . Me dieron ganas de pedirle la cuenta de facebook para ver qué estaba ocurriendo en la realidad virtual, quizá estaba “cuidandome un poquito” o “hoy me salto la dieta” y seguramente le estaba gustando a mucha gente. Yo estaba ahí y desde luego me debía estar perdiendo algo porque simplemente me estaba pareciendo triste. Fué entonces cuando me visualicé a mi misma en una de esas que chequeo el wassap mientras columpio a mi hijo, nunca más.

No se que nos pasa, que por querer hacer partícipes a los demás somos capaces de cargarnos nuestras propias vivencias. No creo que le haga bien a nadie…al que no duerme porque tiene que sujetar el palo de selfie por encima de su cabeza para sacar la foto de su “siesta” claramente no le beneficia en nada ¿pero que aporta a los demás?

Extrapolo esto a los blogs de gente que pretende inspirar a gente…yo he leído muchos y me animé a escribir el mío. Ahora me doy cuenta de que si realmente vives al cien por cien no tienes tiempo de compartirlo con nadie más que con los que te rodean físicamente. Porque pensar un post, escribirlo y seguir las estadísticas es un trabajo que necesariamente te quita tiempo de estar viviendo, conduciendo, jugando, riendo o tomando una cerveza. Cuanto más vida tienes en la red, menos tienes en el mundo real, eso está claro. ¿Cuanta gente habré leído que priorizó el obtener muchas visitas en wordpress antes que quedar con amigos?.

Me gustaría poder contar nuestra historia pero ahora mismo solo tengo tiempo para vivirla y tiene que ser así. Es casi como la sensación de ir atrás en el coche de tus padres, mirando por la ventana, soñando con lo que harás cuando llegues a tu destino, quedándote dormido a ratos. De repente un día pasas a conducir y prácticamente solo estás mirando a la carretera para no salirte, no puedes divagar pero por lo menos estás eligiendo dónde vas. He decidido ser conductor.

Una cosa tengo clara; en la finca voy a hacer un parking: de coches, de caballos, de bicis, para todos esos conductores de carne y hueso que quieran venir a vivirse, a ver como crece nuestra fruta y verdura, a comerla, a sentarse bajo el sol o a oler la lluvia, un sitio dónde charlar y pasar cinco minutos o el día entero. Porque las redes sociales están bien si las usas bien, no quiero que toda la experiencia que aporte el proyecto sea a través de internet “mira estas coles viven mejor que tú ¿quieres una?, te la mando”. Quiero postear que hace bueno para venir, que los guisantes ya están para coger y que la gente postee fotos de sus pies pasándoselo bien. Una plataforma para vernos las caras. Nada de rarezas, por favor, si alguien tienen una necesidad imperiosa de hacerse una foto recolectando sus tomates ya la hago yo, el palo de selfie en casa, si lo traéis corréis el riesgo de que lo confisquemos para entutorar pimientos.

Ya os diré dónde quedamos.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

El Bache

PHOTO_20140918_131219[1]

Tengo una buena excusa para no haber escrito estas semanas, más que una tengo una colección de excusas.

La finca ha despertado y ya hemos empezado a servir nuestras primeras cajas de hortalizas, nuestras primeras facturas y nuestros primeros problemas de germinación. Compartimos nuestra ilusión de tener cuatro cosas que vender con nuestros clientes y en particular con las babosas que están alcanzando dimensiones extraordinarias gracias a una dieta envidiable.

Además del tiempo que te quita sembrar, plantar, recoger y enviar, tenemos que volver a lidiar con el ayuntamiento, la burocracia y sus normas incompatibles con la vida. Pero no os voy a aburrir otra vez con el tema de los permisos, ese no es el bache: el bache tiene que ver más bien con un exceso de siembra. Nos encontramos con uno de esos baches que crecen cada mes, un bache con ombligo, un bache que no estaba en el calendario de cultivo. Esa era la excusa gorda, gorda mi barriga y gorda se está poniendo mi cabeza intentando cuadrarlo todo.

Lo cierto es que por mucho que he intentado hacer un post obviando esta información, no puedo dejar de escribir sobre lo que me ronda la cabeza …y me rondan mayormente mareos y nauseas. No es que tenga especial interés en ocultarlo al mundo, sí es verdad que internet está lleno de posts de madres hormonadas como yo y no se qué podría aportar metiéndome en este bucle pero la verdadera razón que me frenaba para escribir ha sido la misma razón que me ha forzado a hacerlo. Me explico:

Hay veces que tenemos personas tóxicas en nuestras vidas, muchas veces lo sabemos, y nos intoxicamos un poco adrede. Regulas la dosis y tomas unos métodos de protección, pero ¡hay que tener cuidado!, por ejemplo es absurdo que para no intoxicarte con humo decidas dejar de respirar indefinidamente.

A mi eso es lo que me pasa con la información; pienso: cuanto menos información mejor, cuantas menos razones para meterse en mi vida menos probabilidades de que me toquen las narices.

Pero la verdad es que antes de mi derecho a que no me toquen la moral con palabras huecas, está mi derecho a comunicarme libremente y a no dejar frases a medias.

Hace unos meses se me acumuló la dosis de veneno y tuve que echarlo todo…terminé todas las frases que no había pronunciado con la esperanza de que el hartazgo de esa situación tóxica fuera mutuo y poder empezar de nuevo, o mejor dicho, de otra manera. Pero cuando dos personas viven en dos realidades distintas no hay comunicación posible. Me quedo con el apoyo y la empatía de todas las personas alguna vez intoxicadas y con la incomprensión de aquellas personas que no conocen otra manera de relacionarse que envenenando su entorno y que sobreviva el mejor (o el que menos se entere).

Aveces no te das cuenta de que te encontrabas mal hasta que empiezas a sentirte mejor, igual la distancia me dio más oxígeno del que ya me había procurado yo con los años y cuando me vi apunto de volver a llenar mi cabeza de humo negro me revelé de una manera que no hubiera hecho en otra situación. Me alegro de que así fuera, el balance ha sido tristemente bueno.

Cuando vives una situación tóxica te pueden pasar varias cosas (no las conozco todas, no soy psicóloga) pero muchas personas se vuelven ellas mismas tóxicas y otras se aíslan y viven emocionalmente distanciadas en ciertos niveles o en todos. Esto no es muy deseable: formamos una red, un organismo. Si vamos por libre, desarrollándonos sin mirar nuestro entorno, desligados del tejido que deberíamos formar, el resultado es que, en lugar de un órgano funcional, generas un tumor y si encima vas por ahí envenenando el medio entonces nos convertimos en un cáncer, ni más ni menos.

En cualquier escala que mires la existencia es fractal, todo se repite y realmente solo tenemos que mirar como queremos funcionar por dentro “como un todo” para saber qué papel debemos tener como “parte de”.

Ser consciente del mundo que nos ha tocado vivir y la vida que deberíamos tener para con todos no es un acto social y altruista. De alguna manera totalmente acientífica pero obvia, pienso que cuantas menos situaciones y personas tóxicas existan en la sociedad, menos toxicidad existirá también en nuestro organismo. Cuanta más colaboración, más equilibrio en nuestro cuerpo. No es una locura hippie, después de todo, el estrés y el estado anímico tienen un papel escalofriante en la química del cuerpo y por lo tanto en las enfermedades.

Yo a pequeña escala a ver si consigo que el negocio, la casa y mi famillia se organicen tan bien como las células de la pequeña que crece dentro. No perder el enfoque es esencial, es el ADN de cualquier proyecto, pero tener tiempo para ejecutarlo es otra historia ¡lo que daría por 9 meses dedicados exclusivamente a cada cabo suelto!. De momento sólo puedo procurar comer sano, tener una actitud sana y rodearme de gente a juego ¡Saludos sanotes!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una crítica contructiva

Por lo visto como mucho tenemos 10 años, así de media, entre la renovación celular de unos tejidos y otros resulta que cada de 10 años somos prácticamente otra persona.

Todos los días nacemos un poco, nos construimos con aquello que comemos y cambiamos de opinión con aquello que vivimos. Por el mismo motivo también morimos un poco todos los días y vamos dejando atrás las distintas personas que hemos sido hasta que llega un punto que solo quedamos unidas a ellas por el recuerdo.

Ya no soy ni podré ser aquella niña que hacía volteretas en el jardín de casa de mi abuela comiendo sandía. Esa sandía entró a formar parte de mí un tiempo pero ya no hay rastro ni de la sandía ni de esa persona que fui, y ya no soy.

Lo que de verdad me gusta de este pensamiento de estar continuamente construyéndome y dejándome atrás es pensar que puedo tomar las riendas, elegir con qué ladrillos voy regenerando mis tejidos, con qué vivencias alimento mis nuevos recuerdos y qué persona quiero llegar a ser.

El primer problema que te encuentras a la hora de construirte es la oferta de materiales, los ladrillos. Gracias o desgracias a una dermatitis de mi hijo me digné a leer los ingredientes de mi lista de la compra para evitar aquellos productos que podían ocasionar problemas dermatológicos, esos ladrillos que nos habían ocasionado meses y meses de ronchones en la piel. La conclusión fue que salí como entré, con el carro vacío.

Entonces pasas por la fase de dejar de ir al supermercado y empiezas a investigar otros mercados: que si harina de espelta, panela, leche vegetal y los tomates de la vecina que recién cogidos de la mata están mucho más ricos.

Pues no os lo vais a creer, pero de toda esta “consciencia” de la alimentación que me hizo dudar de toda la seguridad alimentaria, lo que más miedo me da es consumir producto de huerta local (no ecológico me refiero). Sé que esto no va a ser muy popular pero, por lo que conozco de las empresas de fitosanitarios  y lo que he visto en estos dos años como paisana, me he dado cuenta que algo no cuadra.

Es cierto que cada vez es más difícil registrar un producto nuevo y cada año se retiran más materias activas complicándole la existencia a las agroquímicas. También es cierto que el registro de un producto tiene muchísimo trabajo de campo, de laboratorio, estadístico, todo para determinar su eficacia y seguridad. Es muy cierto que los niveles que se consideran admisibles en los alimentos son muy muy inferiores a aquellos que dan síntomas de intoxicación (aunque también es cierto que si esos niveles eliminan a medio plazo ciertas bacterias de tu flora intestinal, nadie se entera).

Ahora bien, estas cantidades “admisibles” que dan cierta seguridad alimentaria están sujetas a que el producto se use en el periodo adecuado, en las condiciones meteorológicas señaladas, en la dosis estipulada y respetando el periodo de seguridad. Fuera de estas condiciones, la industria química se lava las manos.

El problema que yo veo es que Asturias no es una región hortícola. Los productos de huerta local vienen de pequeñas explotaciones (dadas de alta en la agraria o no) y las lleva el agricultor de toda la vida con un arsenal para la aplicación de estos productos que suele consistir en una mochila de pulverización y un atomizador de mano.

Sí ,sí, a mi también me pasa, veo a una señora entrañable dándole con el flus flus a la huerta y quiero hacerla una foto, pero veo una barra de pulverización de pesticidas avanzando sobre un campo de maíz a velocidad constante y me entra de todo menos hambre. Los dos están aplicando lo mismo, con la diferencia de que la barra de pulverización seguramente esté siguiendo todas las especificaciones y la señora con el flus flus no hay manera de que siga ni una linea recta.

Seamos realistas: el periodo adecuado para el paisano es “cuando llegue a casa”.La dilución, si hay suerte, la hacen la primera vez según lo claras que sean las instrucciones (aunque ya sé de más de uno y más de dos que se pasan de largo porque “yo antes echaba otro que era el triple y me iba bien”) pero es que además por lo general, con el uso, cada maestrillo se hace su librillo y las instrucciones se van alejando de aquello que se dictaminó como seguro. Añado que la dilución no es lo único que determina la dosis; no veo a ningún paisano calculando el caudal de sus instrumentos de aspersión, midiendo los metros cuadrados de huerto y viendo a que velocidad tienen que avanzar para aplicar la concentración adecuada y de manera uniforme…¿y el periodo de seguridad? No nos engañemos, el periodo de seguridad viene a ser “los días que faltan para el mercado local”. Además no se si os habréis dado cuenta pero en Asturias llueve bastante y plana plana no es. Muchos de estos productos terminan marchándose por escorrentía antes de que actúe contra la plaga, obligando al agricultor a una segunda dosis, o una tercera. Entonces, al riesgo de estar sobredosificando de nuevo se suma la contaminación del medio aguas abajo.

pesticidas

No es culpa del agricultor, estos venenos se piensan para sistemas de producción mucho más controlados pero ninguna empresa se resiste a hacer un formato de andar por casa. Al final el primer afectado es el paisano, resulta que la única seguridad que tiene respecto a la salubridad de sus verduras es que “saben naturales” y la nada desdeñable “nadie de  mi familia se ha muerto de esto”…bueno, a saber. Hay que entender que no están más ricos porque sean naturales, están más ricos porque no los han recolectado verdes, y no han estado en cámara. Ya tendrían que tener niveles altamente tóxicos de pesticida para que se notara en el sabor.

Lo cierto es que son alimentos que tienen todas las papeletas para no haber seguido las normas de salubridad y seguridad respecto al uso de estos pesticidas y sin embargo llegan al mercado de excedentes y fruterías sin ningún tipo de control sanitario. 

No soy una defensora a ultranza de lo ecológico (defensora sí, a ultranza no, porque creo que hay muchos matices). Pero estoy viendo que en la realidad de Asturias es necesario apoyar este tipo de producción, por el bien de todos, y aún a riesgo de generar una cantidad incontrolable de competencia, hay que pedirles a los paisanos que no echen nada (porque hacerlo bien, incluso queriendo, es imposible sin medios). Los Alemanes cuando importan exigen residuo cero en nuestros productos porque así lo demanda el consumidor, es absurdo que sea más sano comer tomates españoles en Alemania que tomarlos frescos de la huerta .El consumo local tiene que ser siempre la mejor opción.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Quien tiene un Minuto tiene un Tesoro

Ponte a casar cultivos: que si tiempo de siembra , tiempo de plantación, número de días hasta la maduración, cuando incorporo los restos, qué va detrás ¡Todo el santo día mirando el calendario! Resulta que a las plantas le pasa lo mismo que a las personas, el tiempo es lo mas difícil de organizar.

Llegados a este punto en el proyecto me doy cuenta de que no voy a vender frutas y verduras, voy a vender tiempo: el tiempo de las plantas, mi tiempo, el de toda mi familia, el de los proveedores y lo voy a vender a cambio de tiempo: el tiempo de los clientes, ese que dedicaron a conseguir dinero, ese tiempo “metálico” que necesito para seguir intercambiando las horas de unos y de otros.

Ya que transcurre independientemente de si lo empleas bien o no y es nuestra más preciada posesión, de repente, esto de comprar y vender tiempo me parece tremendamente serio. Obviamente no soy la única en el mercado, todos lo hacemos, en el fondo no tenemos otra cosa para intercambiar. Pero hay que tener cuidado, esto es como la bolsa: si malvendes, entonces otro está sacando más beneficio del que debiera y si por el contrario consigues chollos, muy posiblemente te estás aprovechando del tiempo de alguien.

No estoy intentando concienciar sobre un consumo responsable. Más bien me preocupa que detrás de un consumo irresponsable hay un total desconocimiento del valor del tiempo: el propio y el ajeno. De alguna manera vamos arrastrando las injusticias cometidas con nosotros mismos: como considero que me pagan mal, porque no se para qué sirve mi trabajo, porque no veo a mi familia,  porque estoy en mi burbuja, entonces cojo mi sueldo (la traducción de ese tiempo que no considero parte de mi vida) y le saco máximo provecho exigiendo gangas; ahí tienes la demanda, una demanda inocente, puesto que hoy en día nadie sabe lo que cuesta hacer nada (pero cuanto más barato mejor).

Como en todas las economías detrás de la demanda de gangas llega la oferta de las mismas que, en el mejor de los casos, es la oferta de las grandes empresas que pueden vender más y más barato. Ya sabemos como evoluciona esto: primero optimizan recursos porque son más grandes ¡todos ganamos! (el pequeño empresario llora), luego se dan cuenta de que como de verdad se optimiza es bajando sueldos (el empleado llora), luego deciden que ya no se puede competir sin irse a fabricar en países en vías de desarrollo, el empleado ya no es empleado y en su lugar hay un centenar de personas trabajando en condiciones precarias (y todos lloramos cuando se les cae el techo encima). En este punto ya no podemos distinguir la mejor opción para las gangas, la multinacional, de la peor, las mafias.

Todo por no haber conseguido un trato justo por nuestro propio tiempo, por no saber de dónde sale lo que consumimos y por no conocer el tiempo de los demás. A mi me choca cuando dicen que el oro que representa el dinero apenas existe y que ahora sólo es una cifra en el ordenador. Pero vamos a ver, igual me estoy volviendo loca, pero yo no veo que el dinero represente oro, representa un medio para “normalizar” el trueque: una transacción que se basaba en cambiar objetos o servicios del mismo valor y obviamente el valor de estos objetos o servicios tiene mucho que ver con el tiempo empleado en ellos y muy poco que ver con un metal encerrado en un banco. El dinero no se  ha convertido en una cifra porque las arcas estén vacías, de ha convertido en una cifra porque hemos ignorado el factor más importante y lo hemos dejado todo a la ley de la oferta y la demanda. Una ley que debería tener como consecuencia regular la producción para que se acople a lo que se necesita pero que, en lugar de eso, se ha convertido en una herramienta de especulación que medra en una sociedad que ignora el verdadero tesoro que posee, las horas…los minutos.

Así que hay que ser más conscientes del tiempo de todos, pero, ¿cómo empleamos mejor el nuestro? Ser consciente de que malvendes tus horas no te da necesariamente la clave para hacerlo mejor, pero a mi me da que las personas son como las plantas, hay que buscar las condiciones de cultivo para que den lo mejor de si mismas. Espero que tener esto presente me ayude a educar a mi hijo para que consiga alcanzar su potencial. Por mi parte, que he decidido re-germinar con 33 años, meteré los pies en cucho y me regaré frecuentemente, a ver que pasa.

regar

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Proporcionando Vida en Marte

Riego en Marte6

Para que crezca una planta se necesitan cuatro cosas: Aire, Tierra, Sol y Agua. Vamos, lo que la NASA busca para determinar si un planeta puede albergar vida o no. Por supuesto siempre rizamos el rizo y podemos fertilizar con CO2, cultivar con una parafernalia de andamios en lugar de suelo, iluminar con LEDs… pero agua siempre tiene que haber.

Nosotros en este punto nos encontrábamos con un invernadero que podríamos haber alquilado para rodar simulacros de aterrizaje en Marte…no, ni eso, que todavía están viendo si Marte tiene oceános subterraneos y nuestro invernadero estaba más seco que la pata de Perico.

Y es que para el riego dependíamos de demasiada gente: dependíamos de los montadores del invernadero, Samslay, para la recogida de aguas pluviales, dependíamos de Citerneo para la cisterna de recogida, dependíamos de Sondeos Principado para el sondeo de apoyo (no vaya a ser que en Asturias deje de llover), pedendíamos de DSP Solar para el bombeo solar directo y dependíamos de…vamos a llamarlo el Mr. Pelota y su empresa Mañana Sin Falta S.L para el entramado de tuberías y arquetas.

La mayoría de los profesionales muy bien, con sus problemillas: que si te hacen comprar piezas que no hacen falta, que si te ponen una salida de agua que debe estar de moda en Francia pero aquí solo la usan los bomberos, que si la bomba no va, “pues a ver si se te ha secado el sondeo”…los vuelcos de estómago habituales cuando algo tan importante como el riego depende de tanta gente.

Pero siempre hay uno que se sale del tiesto, uno que no merece ser recomendado: el comercial-técnico de Mañana Sin falta S.L., el Señor Pelota, así bautizado por su habilidad de, simultáneamente: hacerte la pelota, tocarte las pelotas y tocarse las idem al unísono. ¡La cantidad de veces que nos dejó plantados sin llamar y sin dar explicaciones! Y cuando las daba era casi peor, eran del tipo: “es que me iba a pasar porque mi madre vive cerca pero al final no ha hecho croquetas y entonces ya iré el miércoles que hay empanada”. De verdad que no sé como aguantamos tanto, tuvimos una especie de razonamiento del tipo “es que ya no nos puede fastidiar más”. En fin, más vale tarde que nunca y cuando soltó la siguiente lindeza (y esta va literal porque se me grabó a fuego): “y la tubería no os digo cuando la traigo para que no me andeis persiguiendo” entonces es cuando decidimos que ni un duro más iba para Mañana sin Falta S.L.

Por suerte contactamos con Raúl de Viveros El Robledal, fué una gran decisión: primero por el nada desdeñable detalle de que venía con material cuando decía que iba a venir, pero también porque junto con el servicio de mano de obra venían sesiones de psicología, educación emocional, apoyo moral y coaching. Vamos, que si estáis de los nervios, os cuestionais el sistema educativo, flaquean las fuerzas, necesitais orientación en el mundo del emprendedor y al mismo tiempo tenéis que poner un riego en un tiempo razonable, entonces Raúl es vuestro hombre.

El caso es que gracias al trabajo de mucha gente, tanto de empresas, como no: gracias a Begoña y Jose que nos ayudaron a cargar la cisterna y gracias a Jo por que llenó los grifos de cantidades ingentes de Teflón , conseguimos tener un sistema de riego. También, por qué no, agradeceremos al Señor Pelota, porque de los divorcios empresariales también se aprende.

Ahora, ¡a cultivar!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La erección

erección

Hay momentos en los que te vienes arriba. Yo creo que es esa sensación que tenías de niño, en la que sentías que estabas abocado a hacer algo grande. No se si uno nace con esa sensación simplemente por necesidad evolutiva o si los adultos se la inculcan a los niños al mismo tiempo que se la quitan, el clásico “puedes hacer lo que quieras en la vida, pero ponte el uniforme que llegas tarde a clase” .

Yo hacía tiempo que ya no la sentía (en parte me alegro porque cuando era niña aquella sensación la vivía como una imposición sin instrucciones). Pero de vez en cuando la sensación aflora y te domina, como cuando nos pusimos a elegir invernadero: no, ese no, más robusto…tampoco , más alto…¡Buha! ¡Este! ¡El que nos arruina de un plumazo!.

Por supuesto que somos ingenieros y lo podemos justificar todo: date cuenta que con lo que sopla el viento más te vale tener una estructura resistente o se te irá el presupuesto poniendo cortavientos y además sombrean; date cuenta que con la humedad que hay en Asturias hay que ventilar muy bien y para eso se necesita ventilación cenital; date cuenta que solo un multicapilla se puede automatizar, date cuenta que cuanto más alto mejor evacua el calor en verano y estamos en orientación sur, ¡date cuenta de como mola ese que con arco en punta!. No, para eso no hay realmente una justificación técnica: simplemente nos vinimos arriba.

En fin, tal portento de invernadero no lo puedes colocar como los túneles, en un fin de semana con los cuñados, nooooo; necesitas un equipo de hombres fornidos, curtidos bajo el sol capaces de hacer equilibrios a 6 metros de altura (es posible que fueran obreros barrigones con una radial pero esa semana estaba ovulando).

Ver aquello montarse era como un número del circo del sol pero sin ropa fosforita, no me apoyo yo en una barra de invernadero a esa altura ni harta de sidra. Todo mi respeto a esos montadores que cuando no encuentran maquinaria de alquiler se hacen los cimientos a mano con un palote; todos mis respetos a los que, cuando no tienen un palote, se lo fabrican con una radial a partir de una pala; todos mis respetos a aquellos que, cuando no tienen radial, se tallan un palote a bocados (no, eso no ocurrió, pero casi).

Se nos hizo eterno pero antes de que llegaran las lluvias teníamos un bonito monumento a la horticultura moderna y digo que era un monumento porque gracias a un proveedor ,que debía regirse por algún calendario distinto al gregoriano, terminamos con 800 metros cuadrados de arquitectura improductiva. Orquestar proveedores es lo que tiene: puedes terminar con una casa sin ventanas, un lavabo sin grifos o, como en nuestro caso, un invernadero sin riego. Un bonito paraguas gigante erigido en medio de la finca…no tendríamos cultivos pero podíamos invitar a toda Villaviciosa a pasar la estación de lluvias con vistas al monte asturiano.

20140711_184046

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario